Clysa

Luminosidad En La Cocina

Esplugues De Llobregat

Funcional, luminosa, y capaz de multiplicar la sensación de amplitud de la estanciaAsí es esta cocina en la que los tonos blancos y la calidez de la madera se fusionan para dar con la fórmula perfecta

Durante la reforma integral de la vivienda, llevada a cabo por la arquitecta María Colmenero, la cocina de este ático ubicado en Esplugues de Llobregat ha sido reubicada para convertirse en el corazón del hogar.

Ahora, unificada con el salón y el comedor en una única estancia, permite a su propietario disfrutar de un espacio con mayor amplitud y nuevas entradas de luz natural procedentes del exterior.

¡Te contamos cuáles son las claves y requisitos con los que cumple esta nueva cocina Clysa!

Máxima funcionalidad para el día a día. Gracias a su nueva distribución, multiplicamos la practicidad del espacio convirtiéndolo en la cocina perfecta para llevar a cabo todo tipo de recetas.

Desde la zona de aguas, hasta la placa de cocción o el frigorífico. Incluso la zona de office. Cada elemento ha sido minuciosamente diseñado y ubicado para facilitar los momentos de cocinado y permitir su posterior disfrute en compañía. ¡No hay lugar al azar!

La luz natural despunta en todos los rincones. Enfatizar los focos de luz natural procedentes del exterior ha sido una labor imprescindible en este proyecto.

Ya que se trata de un ático que recibe gran cantidad de horas de sol durante el día, se ha buscado que esta luminosidad quede presente en cada rincón de la estancia.

Para ello, tanto la distribución como la elección del acabado Blanco Perla Seda de Santos para el mobiliario han jugado un papel primordial. Y es que, sumando la frescura que irradia el color blanco a su capacidad de aumentar la sensación de amplitud, hemos conseguido potenciar al máximo la luminosidad existente.

Su integración en el espacio es total. Cuando hablamos de una cocina abierta por completo a otras estancias, como es el caso, debemos tener en cuenta la integración de la misma con el resto de espacios y elementos existentes.

Fíjate bien en cómo el mobiliario de cocina se prolonga a lo largo del salón, creando un mueble que asemeja un aparador para la televisión. Mismos acabados y nuevos espacios extra de almacenaje. ¡La integración es absoluta!

Sensación de hogar. El blanco es siempre una apuesta segura, pero no debemos de olvidarnos de la sensación de hogar que debe transmitir cualquier cocina.

En esta ocasión, se ha optado por añadir detalles en madera a lo largo de la cocina. Los encontrarás en las columnas de frigorífico y horno, en la mesa central y en los muebles bajo la zona de aguas.

Gracias a este gesto, dotamos de personalidad extra a la cocina, aportando esa importante dosis de calidez tan característica que la madera consigue para cualquier hogar.

En resumen, un fantástico trabajo en equipo que ha dado lugar a un resultado brillante.

ARQUITECTOS & INTERIORISTAS

Proyecto Integral: María Colmenero

Cocina: Clysa

FOTOGRAFÍAS
Kris Moya Studio